Salir a pasear

Salir a pasear

Al unísono , millones de quejas sordas.

Saltó la queja y sonó la la alarma en todo el sistema.

Suele sacar la voz a pasear para que la crítica no se oxide

y de vez en cuando utiliza el paño para quitarle el polvo.

Mientras la ilusión golpea con fuerza su ataúd, desde los confines del averno,

es arriesgado disfrazarla de algo que no es.





Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *